Finn - Adventure Time Link Select

PET SHOP BOYS – IT’S A SIN


24 Jan
24Jan

«It’s a Sin» (en español: Es un pecado) es una canción grabada por el dúo de synth pop inglés Pet Shop Boys que alcanzó el número uno en la lista de singles del Reino Unido durante tres semanas en 1987, y fue su tercer top ten en los Estados Unidos cuando alcanzó el número nueve en el Billboard Hot 100.Compuesto por Chris Lowe y Neil Tennant con letra de este último, «It’s a Sin» fue el sencillo principal del segundo álbum de estudio del dúo, Actually

Lanzado en junio de 1987, se convirtió en el segundo single número uno de la banda en el Reino Unido. También fue un éxito masivo en toda Europa, el sencillo europeo más vendido de 1987. En los Estados Unidos alcanzó el número nueve en la lista Billboard Hot 100, convirtiéndose en el tercer éxito del Top 10 del dúo en el país norteamericano.  


Controversia con Jonathan King

En el momento del lanzamiento del sencillo, el DJ británico Jonathan King acusó a los Pet Shop Boys de plagiar la melodía de «It’s a Sin» del éxito de 1971 de Cat StevensWild World “. Hizo las afirmaciones en el periódico The Sun, para el cual escribió una columna regular durante la década de 1980. King llegó al extremo de lanzar su propia versión de “Wild World” como single, usando un arreglo musical similar a «It’s a Sin» (aunque de una calidad claramente inferior), en un esfuerzo por demostrar sus afirmaciones. Este sencillo fracasó, pero Pet Shop Boys demandaron a King, ganando en un acuerdo extrajudicial, cuyo importe donaron a organizaciones benéficas.


Otras grabaciones

En 2004, la banda participó en Passport Back to the Bars, una serie de conciertos benéficos para recaudar fondos para Shelter y War Child, ambientados en varios lugares de Barfly. Su espectáculo en el Camden Town Barfly (17 de marzo de 2004) fue considerado como el primero sin músicos de respaldo; incluyó un nuevo arreglo de «It’s a Sin», que luego se grabaría en el estudio.


Vídeo musical

Dirigido por Derek Jarman, el video «It’s a Sin» marcó la primera de varias colaboraciones del director experimental con la banda. Extendió los temas líricos de la canción al mostrar a Tennant condenado por un tribunal inquisitorial con Lowe como su carcelero y Ron Moody en el papel de su juez, intercalado con breves fragmentos de personificaciones de los siete pecados capitales

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.